Generic selectors
¿Buscar palabras exactas?
¿Buscar en títulos?
¿Buscar en contenido?
Post Type Selectors
Filtrar por categorías
Actividad Especial
Actividad Especial Online
Actividades para Mitras
Actividades para Mitras Online
Actividades Pasadas
Actividades Permanentes
Anexo de Coyoacán
Artículos
Budismo
Budismo Online
Budismo para Jóvenes
Budismo para Jóvenes Online
Budismo y Meditación
Budismo y Meditación Online
Chi Kung
Chi Kung Online
Clases Permanentes de Yoga
Conferencias
Conferencias Online
Coyoacán
Cuerpo Consiente
Curso Fundacional
Curso Fundacional de Budismo y Meditación
Curso Fundacional de Budismo y Meditación Online
Curso Fundacional de Meditación
Curso Fundacional de Meditación Online
Curso Fundacional Online
Cursos de Yoga
Cursos de Yoga Online
Cursos Iyengar Avanzados
Dharmapriya
Festivales
Festivales Online
Meditación
Meditación Online
Mindfulness
Mindfulness Online
Noticias
Plan de Estudio Formal
Plan de Estudio Formal Online
Plantilla
Puyas
Puyas Online
Retiros
Retiros de Yoga
Retiros Online
Roma
Shiatsu
Sin categoría
Tai Chi
Talleres de Yoga
Talleres de Yoga Online
Talleres Especiales
Talleres Especiales Online
Yoga
Yoga Online
Yoga para Jóvenes
Yoga Principiantes
Yoga Principiantes Online
Yoga Restaurativa
Yoga Restaurativa Online
Yoga Terapéutica
Yoga Terapéutica Online

Recientemente el Dalai Lama tuvo una entrevista exclusiva con la cantante pop Lady Gaga. Así mismo las figuras del Buda están más presentes en discotecas y bares en diferentes partes del mundo. Dharmachari Vishvapani reflexiona de la integración del budismo a la cultura popular.

El Budismo y la cultura popular

t223726z_1281362125_s1aetmezsoaa_rtrmadp_3_usa-mayors-dalai-lama-lady-gaga_fbbfb3ead5b6e84631bad570b14c9c78.nbcnews-ux-2880-1000

 

Para que no quepa duda sobre la llegada del budismo a la cultura occidental consideremos un anuncio que apareció hace unos pocos años, en el que se ve una sala llena de meditadores. El texto dice:

“Si vas a poner atención a tu respiración más vale que tengas un aliento fresco. Toma pastillas Tic-tac”.

Si quienes gustan de las pastillas Tic-tac responden positivamente a la imagen de un grupo de meditadores y si saben que la meditación implica la atención a la respiración o, aun más, si los meditadores son el público objetivo de esa publicidad, entonces el budismo está presente, para bien o para mal.

Como dijo la revista Harper’s Bazaar hace unos pocos años, “El budismo -o al menos el modo en el que el budismo ve al hombre y el universo- se está volviendo a toda velocidad un modo universalmente aceptado de ver al mundo”.

La ola de conversiones al budismo en Occidente

Que comenzó en los años 60, avanzó a tal paso que a finales de la década de los 90 la cantidad de budistas occidentales se había inflado hasta alcanzar ya más de un millón de personas. Europa y Norte América se aderezaron con centros de Dharma y alguien denominó a ese periodo “el momento tibetano” de Hollywood. Se produjeron al mismo tiempo dos películas de gran presupuesto con temas sobre el país de las nieves, “Siete años en el Tíbet”, de Jean-Jacques Annaud, protagonizada por Brad Pitt; y “Kundun”, de Scorsese. Ambas poco tiempo después de la aparición de “El pequeño Buda”, de Bertolucci. Richard Gere aprovechó su celebridad para promover la independencia del Tíbet y Stephen Seagal fue reconocido como la reencarnación de un antiguo lama.

Ya pasó ese momento pico. Todas esas películas decayeron. Después del 11 de septiembre prominentes maestros budistas adoptaron posturas en contra de la guerra y los budistas neoyorquinos vieron cómo declinaba el interés de las personas alrededor. Abuchearon a Richard Gere en un concierto de beneficencia cuando habló a favor de la compasión ante la agresión.