Pautas Éticas que sirvan como modelo para los Centros y Empresas Budistas Triratna
Centro Budista de la Ciudad de México

Revisión 2018

Las siguientes pautas se ofrecen como una recomendación para quienes, en Triratna, dirigen y apoyan actividades para el público en general, tales como clases de meditación o de budismo, grupos de estudio, clases de Yoga, Shiatsu, Tai chi o Chi kung.

Cada centro, grupo Triratna tiene la libertad de adaptar o adoptar estos documentos (o remplazarlos por otros) de acuerdo con las condiciones locales, en el reconocimiento de que cada uno tiene independencia y responsabilidad legal para decidir e implementar sus propias políticas.

Las pautas siguen el marco referencial de los cinco preceptos éticos del Buda, ampliamente conocidos en todo el mundo budista y ofrecen un principio general para cada uno, más una o dos aplicaciones específicas.

Los preceptos pueden aplicarse en todas las áreas de la conducta humana. La principal intención de estas pautas es ofrecer una guía para un área clave: aquélla donde los miembros de la Orden u otros miembros experimentados de la Comunidad Budista Triratna presentan y comunican los principios budistas a quienes recién se asoman a ellos o tienen menos experiencia, sobre todo en situaciones públicas, donde debe tenerse particular cuidado.

1.- Me comprometo a abstenerme de hacerle daño a los seres vivos.

Con acciones de amor y bondad purifico mi cuerpo.

En principio, todas las actividades Triratna tienen el objetivo de apoyar el despertar del individuo. En todos nuestros tratos aspiramos a comportarnos con un espíritu de amabilidad, expresando kalyana mitrata, lo cual traducimos como “amistad espiritual”. Sangharakshita, su fundador, ha definido a nuestra comunidad espiritual como una “libre asociación de individuos”. En tanto que respetemos este principio, es importante que los individuos que ocupen un puesto de confianza y de autoridad como miembros de Triratna o personas que participan ofreciendo servicios o apoyo en los Centros Budistas no hagan mal uso del cargo o la autoridad que se les ha confiado aprovechándolos para su propio beneficio o para influir en los demás de manera inadecuada.

Con el deseo de minimizar el daño que les causamos a los seres vivos afirmamos que la violencia física y las exageradas expresiones de ira no tienen lugar entre nosotros. Trabajaremos dentro de nuestra comunidad y con los grupos que piensen de la misma manera para reducir y minimizar nuestro impacto sobre el ambiente, tanto de manera local como internacional.

2.- Me comprometo a abstenerme de tomar lo que no se me haya dado libremente.

Con generosidad sin límites purifico mi cuerpo.

Deseamos ofrecer las enseñanzas del Buda con un espíritu de generosidad, haciéndolas accesibles a todos. Aspiramos a expresar la generosidad cuidando a nuestra comunidad y a quienes trabajan y practican en ella, hallando modos de apoyar a las personas que desempeñan responsabilidades particulares en la enseñanza y la administración o que sirven como asociados o miembros del consejo.

Quienes manejan dinero o propiedades de un centro o empresa budista Triratna lo harán con el cuidado suficiente y evitarán su mal uso o malversación de forma deliberada. Si se sospecha que ha habido un mal uso se hará una investigación y se tomará acción de inmediato.

3.- Me comprometo a abstenerme de una conducta sexual inadecuada.

Con tranquilidad, sencillez y contento purifico mi cuerpo.

Triratna es una comunidad de personas que practican juntas las enseñanzas del Buda. De tal forma, es natural que entre sus miembros se desarrollen relaciones muy estrechas y que algunas de éstas puedan llegar a ser intimas y de carácter sexual. Exhortamos a todos los miembros de nuestra comunidad a mantener sus relaciones personales y sexuales dentro de la ética, con conciencia y amabilidad. Las personas que se ocupan de la enseñanza o que tienen un papel similar tienen una responsabilidad particular en esta área, sobre todo ante quienes recién llegan a Triratna.

Proponemos que nadie inicie una relación con alguien mientras sea la principal conexión entre esa persona y el budismo y Triratna, aun cuando haya entre ambas una clara atracción mutua y deseen establecer una relación. Les pediríamos que mejor esperen hasta que la persona de menor experiencia haya establecido otras amistades efectivas dentro de nuestra comunidad. Sugerimos que cualquier relación propuesta entre alguien que tenga un papel como maestro y una persona con menor experiencia se reflexione de manera abierta en un contexto de la Orden o con los encargados del Centro, como gerentes o responsables con los que se platique esta situación de manera abierta y transparente.

4.- Me comprometo a abstenerme de hablar con falsedad.

Con comunicación veraz purifico mi habla.

Los diez preceptos de entrenamiento budista son adoptados por los miembros de la Orden y por los que participan impartiendo cursos o actividades en el Centro Budista, de los cuales cuatro tienen que ver con la comunicación ética. En todos nuestros tratos con aquéllos a quienes les damos enseñanzas estamos comprometidos a mantener una comunicación veraz, significativa, útil y armoniosa, ya sea escrita o hablada. Deseamos crear una atmósfera de amistad, cooperación y confianza. Compartiremos con cuidado la información, movidos por el deseo de que quienes se comunican con nosotros obtengan bienestar y progreso espiritual.

Fomentamos la reflexión ética y la apertura en nuestra comunidad pero tenemos cuidado en enfatizar que esto se da a su propio tiempo y a su propio ritmo. Hacemos notar que la confesión quizá no ofrezca protección contra la ley, si bien esto puede diferir de un país a otro. Si en el contexto de la confesión se revela alguna actividad ilegal ésta puede ser informada a las autoridades relevantes.

5.- Me comprometo a abstenerme de intoxicación.

Con conciencia clara y lúcida purifico mi mente.

La Comunidad Budista Triratna tiene el propósito de brindar apoyo para el desarrollo de la sabiduría y la compasión a través de profundizar en la conciencia. Aspiramos a comprometernos con la práctica y con los demás con la mayor atención consciente posible. Apuntamos a procurar entornos que apoyen a quienes desean vivir libres de substancias. No se servirá alcohol ni otros intoxicantes en los centros budistas Triratna ni en sus eventos.

Sabbe satta sukhi hontu

Que todos los seres estén bien y sean felices.