Generic selectors
¿Buscar palabras exactas?
¿Buscar en títulos?
¿Buscar en contenido?
Post Type Selectors
Filtrar por categorías
Actividad Especial
Actividad Especial Online
Actividades para Mitras
Actividades para Mitras Online
Actividades Pasadas
Actividades Permanentes
Anexo de Coyoacán
Artículos
Budismo
Budismo Online
Budismo para Jóvenes
Budismo para Jóvenes Online
Budismo y Meditación
Budismo y Meditación Online
Chi Kung
Chi Kung Online
Clases Permanentes de Yoga
Conferencias
Conferencias Online
Coyoacán
Cuerpo Consiente
Curso Fundacional
Curso Fundacional de Budismo y Meditación
Curso Fundacional de Budismo y Meditación Online
Curso Fundacional de Meditación
Curso Fundacional de Meditación Online
Curso Fundacional Online
Cursos de Yoga
Cursos de Yoga Online
Cursos Iyengar Avanzados
Dharmapriya
Festivales
Festivales Online
Meditación
Meditación Online
Mindfulness
Mindfulness Online
Noticias
Plan de Estudio Formal
Plan de Estudio Formal Online
Plantilla
Puyas
Puyas Online
Retiros
Retiros de Yoga
Retiros Online
Roma
Shiatsu
Sin categoría
Tai Chi
Talleres de Yoga
Talleres de Yoga Online
Talleres Especiales
Talleres Especiales Online
Yoga
Yoga Online
Yoga para Jóvenes
Yoga Principiantes
Yoga Principiantes Online
Yoga Restaurativa
Yoga Restaurativa Online
Yoga Terapéutica
Yoga Terapéutica Online

Creando la Presencia del Buda

El gran valle del antiguo Tibet tiene un clima y está a una altura que permite que los colores del cielo, las montañas y el sol evoquen la brillantez y claridad de la mente Iluminada

Imágenes del Buda

Las imágenes del Buda impulsan nuestra contemplación de él y por lo tanto podemos tratarlas como si fueran el Buda mismo. Al entrar al recinto podemos actuar como si en verdad llegáramos ante la presencia del Buda. Podemos hacer una reverencia frente a la imagen como si lo hiciéramos ante el mismo Buda. Podemos recitar puyas y vandanas [devociones], dirigiéndonos a él. En este sentido es especialmente relevante el canto tradicional llamado Tiratana Vandana, cuyas principales estrofas se hallan en los suttas del Pali, ya que las pronunció el mismo Buda.

Estos rituales fundamentales son medios muy poderosos para traer a nuestra imaginación la viva imagen del Buda.

Puede aprovecharse mucho más el simbolismo y el ritual de un recinto como la manera principal para iniciar una conexión imaginativa con el Buda.

Reflexionando en la vida del Buda

De igual modo podemos reforzar nuestra sensación de la genuina existencia del Buda si aprendemos sobre su vida y reflexionamos acerca de ella, así como también leyendo los suttas que lo presentan enseñando el Dharma. Podemos leerlos tanto para establecer una conexión imaginativa con él como para conocer el contenido específico que contienen. Podemos recordar que sean cuales fueren las prácticas espirituales que practiquemos, éstas nos han llegado directa o indirectamente de él. Por ejemplo, enseñó las prácticas básicas de meditación que hacemos: la atención consciente de la respiración y el desarrollo de amor y bondad. En este sentido somos sus discípulos muy directamente.

Peregrinajes a los lugares en que vivió el Buda

Una práctica especialmente poderosa para desarrollar una idea de la realidad histórica del Buda y conectarnos con su relevancia es el peregrinaje a los principales sitios relacionados con su vida: Lumbini, donde nació; Bodhgaya, donde alcanzó la iluminación; Sarnath, donde enseñó el Dharma por primera vez; y Kushinagara, donde entró en el parinirvana. A él mismo nos lo presentan en el Maháparinibbana Sutta diciendo que ir de peregrinaje a estos cuatro lugares hará que “brote una emoción”, que se entiende como un fuerte deseo de comprometerse a seguir el sendero que él descubrió. Dice que cuando las personas ven las estupas que se levantaron sobre sus restos sus corazones “se aplacan y, tras la descomposición de sus cuerpos después de la muerte, van a un buen destino y reaparecen en un mundo celestial”.

Cuando la imagen del Buda adquiere vida

Estos esfuerzos por profundizar en una sensación del Buda como una figura histórica activan su imagen en nuestra imaginación. Después de todo, nuestro sentido de cualquier aspecto de la historia es en sí un acto de la imaginación. Una vez que esa imagen cobra vida adquiere una relevancia cada vez más profunda y más rica, a medida que la contemplamos más de cerca y reflexionamos sobre ella con total entrega.

Así como el contacto con el Dharma se hace más profundo con base en esto, de igual modo la imagen del Buda se acrecienta en poder y presencia. Cuando el Buda y su iluminación se vuelven la fuerza que nos guía nos comprometemos por completo y de manera efectiva con el sendero budista.

L