Curso Fundacional: Visión y Transformación, Camino Óctuple del Buda

Introducción

Este es un Curso Fundacional de ocho semanas en donde veremos una de las principales enseñanzas del Buda: El Camino Óctuple, que aquí se va a llamar “Visión y Transformación. En este curso veremos las fuentes canónicas de esta enseñanza a través del diálogo en el que el Buda las expone, así mismo cada semana veremos uno de los eslabones de este camino de ocho pasos.

El curso consistirá en charlas, grupos pequeños para compartir, prácticas que se relacionan con cada tema y prácticas que llevaremos a nuestras casas para mantener el tema relevante en nuestra vida cotidiana y lecturas del libro “Visión y Transformación” de Sangharákshita (para bajar el
libro: https://goo.gl/ZAQZu8).

A su vez ningún curso de Budismo estaría completo sin la meditación. A lo largo de cada sesión llevaremos a cabo prácticas de meditación semiguiadas y en las últimas tres sesiones del curso veremos específicamente en que consiste la meditación budista.

Este es un curso de Budismo, su enseñanza y filosofía, así como un curso práctico de meditación y maneras de aplicar esas enseñanzas y esas prácticas a la vida cotidiana.

El diálogo de Buda del Camino Óctuple
Haciendo Girar la Rueda del Dharma;
Dharmachakra Pravatana

Así lo he oído:

En una ocasión el Buda estaba residiendo cerca de Benares, en el Parque de los Ciervos, se dirigió al grupo de los cinco ascetas diciéndoles: Existen estos dos extremos, oh ascetas, que no deberían ser seguidos por un renunciante. ¿Cuales son éstos dos?.

Los dos Extremos y el Camino Medio
Complacencia en los placeres sensuales y adicción a la mortificación, estos son los dos extremos. Son dolorosos, innobles y sin beneficio. No siguiendo estos dos extremos el Buda ha penetrado el camino medio que genera la visión, conocimiento, paz, que conduce a la sabiduría y a la iluminación.
¿Cuál, Oh monjes, es el camino medio del Buda? De manera sencilla es el camino de ocho pasos que está contenido en las cuatro nobles verdades.

Las Cuatro Nobles verdades
La Noble Verdad del Sufrimiento: El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, asociarse con lo indeseable es sufrimiento, separarse de lo deseable es sufrimiento, no obtener lo que se desea es sufrimiento. En breve, los cinco agregados que dan lugar al individuo son sufrimiento.

La Noble Verdad del Origen del Sufrimiento: Es el deseo que se produce con el placer y la pasión cuando se busca un nuevo deleite, ahora aquí, ahora allá. Es decir, el deseo por los placeres sensuales, el deseo por la existencia y el deseo por la no-existencia.

La Noble Verdad de la Cesación del Sufrimiento: Es la total extinción y cesación de ese mismo deseo (avidez y apego), El abandono (de aquello a lo que nos aferramos), el descarte (de aquello que no aporta libertad) y sin-dependencia. Nirvana.

La Noble Verdad del Sendero que conduce a la Cesación del Sufrimiento, simplemente este Óctuple Noble Sendero:

El Camino Óctuple
Visión perfecta,
Emoción Perfecta,
Habla perfecta,
Acción perfecta,
Subsistencia perfecta,
Esfuerzo perfecto,
Atención consciente perfecta y
Samadhi perfecto.

Éste, Oh ascetas, es el camino medio que el Buda ha penetrado, que genera visión, conocimiento, paz, que conduce a la sabiduría, que conduce a la iluminación.

Así, Oh ascetas, con relación a cosas desconocidas por mi anteriormente, surgió la visión, surgió el conocimiento, surgió la sabiduría, surgió la penetración y surgió la luz. Los cinco monjes se regocijaron de las palabras del Sublime.

Durante la exposición del discurso surgió en el Venerable Kondañña, que estaba escuchando, la pura e inmaculada visión: “Todo aquello que está sujeto a un surgir está sujeto a un cesar”.
Después el Buda pronunció esta expresión de alegría: “¡Amigos, Kondañña realmente ha comprendido. Amigos, Kondañña realmente ha comprendido!”.

Cuando el Buda expuso este discurso, las divinidades terrestres exclamaron: “Esta excelente Dhammacakka ha sido puesta en movimiento por el Sublime, cerca de Benares, en el Parque de los Ciervos y no puede ser detenida por ningún ascético, brahmán, divinidad, Mara, Brahma, o ningún ser en el universo”. Y en ese segundo, en ese momento, en ese instante, esa exclamación se extendió hasta el mundo de los Brahmas y los diez mil universos se sacudieron y temblaron violentamente. Una espléndida e ilimitada luminosidad se manifestó en el mundo.

Diálogo editado de las cuatro Nobles verdades y el camino Óctuple del compendio canónico llamado Samyutta Nikaya.

Semana 1. Las Cuatro Nobles Verdades

El Sendero Óctuple fue la primera enseñanza del Buda después de su Iluminación, por lo que es particularmente importante. Fue enseñado como parte de una enseñanza más general llamada Las Cuatro Nobles Verdades, que analiza la situación humana y señala cómo podemos avanzar más allá de esta situación hacia la felicidad genuina.

Entonces, antes de ver el Sendero Óctuple, necesitamos echar un breve vistazo a las Cuatro Nobles Verdades, para tener una idea del contexto.

Las Cuatro Nobles Verdades son el análisis del Buda sobre la difícil situación humana. Adoptan la forma tradicional para el diagnóstico de un médico en la antigua India, que establece:

  • El problema
  • La causa del problema.
  • El pronóstico, es decir, si el problema se puede curar o no
  • El curso de tratamiento

Las Cuatro Nobles Verdades usaron este marco para analizar la situación humana de la siguiente manera:

El Problema: La vida como se vive normalmente no es satisfactoria (dukkha). Esta primera verdad a menudo se malinterpreta en Occidente para decir que “los budistas piensan que todo en la vida es sufrimiento”. Pero esto no es lo que se está diciendo. La palabra que el Buda usó es dukkha, que significa inadecuado o insatisfactorio. Si la vida como se vive normalmente no fuera insatisfactoria, no habría ningún problema humano para el que Buda tuviera que ofrecer una solución, y tú no estarías aquí buscando formas de ser más feliz y estar más satisfecho.

La causa de este dukkha es la avidez: Buscamos la felicidad donde no se puede encontrar, al intentar sujetar cosas externas como los placeres y las posesiones, en lugar de buscar la felicidad interior. Tratar de ser felices al tomar lo que nos gusta y alejar lo que no nos gusta no funciona, porque todo es impermanente, todo está en proceso de cambio. Los placeres pasan rápidamente y las posesiones se rompen y si basamos nuestra felicidad en estas cosas, estaremos constantemente decepcionados. Incluso si este enfoque funcionara, si pudiéramos tener el mundo tal como nos gusta y luego mantenerlo de esa manera, aún no nos satisfaría. Si ganáramos la lotería, descubriéramos el elixir de la eterna juventud y viviéramos la vida más placentera que podamos imaginar, nos aburriríamos y nos sentiríamos insatisfechos, porque la verdadera felicidad solo puede venir de adentro. Básicamente, solo estamos satisfechos al crecer para ser más como el ser espiritual más grande que podemos ser.

Pronóstico – hay una cura: ¡Yupi! Hay una manera en que podemos dejar de lado nuestro deseo neurótico y aversión y curar la enfermedad. La cura es el Noble Sendero Óctuple. Al seguir un camino progresivo de práctica que toma en cuenta todos los aspectos de nuestras vidas, podemos encontrar un enfoque más creativo y significativo de la vida que no se basa en cosas que al final no pueden satisfacernos y esto nos hará más felices y más completos. Al actuar, sentir, pensar y meditar de manera que nos permita crecer y manifestar más nuestro potencial, podemos encontrar una felicidad interior que realmente nos satisfaga.

Curso del Tratamiento: Noble Sendero Óctuple

  1. Visión -> Camino de la Visión->
  2. Emoción
  3. Habla
  4. Acción
  5. Subsistencia <-Vía de transformación <-
  6. Esfuerzo
  7. Consciencia
  8. Meditación

Camino de la visión / Camino de la transformación.

A su vez el Camino Óctuple se puede dividir en un camino de dos etapas. El camino de la Visión que consiste en el primer aspecto del camino óctuple, y el camino de transformación que lo comprenden los siente restantes aspectos de este camino.

Prácticas de la semana

Cada semana tendremos asignadas varias prácticas para ayudarnos a profundizar en la meditación y llevarnos a entender el tema más claramente en nuestra vida cotidiana y nuestras relaciones.

MEDITACIÓN
Trata de encontrar alguna hora y espacio para meditar regularmente, este período puede ser en la mañana a primera hora, antes de tus actividades cotidianas, o puede ser en la noche poco antes de dormir (incluso se puede meditar a la mitad de tu día, ya sea en tu trabajo o entre tus actividades rutinarias). Puedes hacerlo sentado en una silla o si deseas sentado en el piso, su lo haces en el piso sólo necesitas unos cojines que puedan apoyarte al sentarte para que tu espalda esté recta sin estar rígida, trata de llevar a cabo esta práctica en un espacio tranquilo donde no te interrumpan. Para mantener el tiempo puedes utilizar un reloj que pongas enfrente para checar el tiempo de vez en cuando. Lleva a cabo la meditación por 15 o 20 minutos (Para mantener el tiempo existe una aplicación llamada Insight Timer que puedes bajar de forma gratuita ya sea en Play Store, si tu teléfono tiene Android o Apple Store, si es Apple) esta aplicación te permite programar los tiempos y cuenta con campanas para puntualizarlos.

ESTUDIO
La próxima semana veremos el tema de Visión Perfecta, compra el libro en cualquier centro budista de “Visión y Transformación” del autor Sangharákshita (o si prefieres descárgalo de la dirección: https://goo.gl/ZAQZu8). Si lo compras en algún centro budista menciona que estás tomando este curso y te harán un descuento del 25%. Lee el primer capítulo llamado “Visión Perfecta”.

REFLEXIÓN
Una práctica que se lleva a cabo en estos cursos es la de reflexión, que significa literalmente hacer más clara la propia experiencia de lo que acontece en tu mente, tus emociones y la manera en la que respondes a tu entorno.

  • Contemplando la Insatisfactoriedad cuando las cosas cambian. Nota cuando estás aproximando una situación, algún lugar o tu rutina cotidiana ¿Qué es lo que anticipas va a suceder? y ¿Cómo respondes cuando esta expectativa natural no se cumple?: ¿Te desilusionas?, ¿Te frustras? o ¿Tratas de hacer que la situación cambie a partir de lo que tu deseabas que suceda?. Esta es una reflexión con respecto a la primera noble verdad de la insatisfacción; ¿Qué tanto estamos dispuestos a aceptar cuando las cosas cambian? Y ¿Qué tanto estamos resistiendo este hecho natural que se da en cada momento?
  • Contemplando la Instatisfactoriedad en el Dolor. Si acontece algún dolor o alguna incomodidad o si hay algún cambio en el clima o si te enfrentas a una persona objetivamente ruidosa o torpe, contempla que tanto resistes la experiencia desagradable que se suscita y cómo tu mente genera un discurso que da alternativas supuestamente más positivas a lo que realmente está pasando en ese momento. Simplemente nota cómo te resistes a las cosas que no te gustan o te incomodan y cómo esto genera un nivel de sufrimiento añadido.
  • Contemplando la Insatisfactoriedad en el Placer. Nota cuando algo te agrada, ya sea una comida, cuando haces ejercicio o estás disfrutando de un momento positivo con otras personas, que tanto anticipas la posibilidad de que acabe y esto le quita deleite a la situación, o date cuenta de cómo te desilusionas cuando el hecho acaba. Nota como esa anticipación de que acabe o ese lamento o aferramiento cuando acabo le quita al placer un nivel de del