¿Qué tipo de budismo se practica en Triratna?

Kesa de la Orden Budista Triratna y fotos que aluden a diferentes escuelas de Budismo Tradicional

Triratna es un movimiento budista y una comunidad de miembros ordenados que se fundó para integrar los principios, las enseñanzas y las prácticas del Buda-Dharma en el mundo moderno. Esta comunidad no se afilia a ninguna escuela tradicional budista y al mismo tiempo trata de ser una nueva tradición de budismo en su propio derecho.
En este artículo Dharmachari Subhuti explora el criterio desde el cual la comunidad y orden budista Triratna han desarrollado su manera de incorporar el mensaje original del Buda y los principios que unifican a toda la tradición budista.

El budismo se basa en la experiencia de iluminación del Buda; su conocimiento directo de la verdadera naturaleza de las cosas. Aunque todas las escuelas compartan esta fuente última y esta misma meta, sus doctrinas y métodos varían considerablemente.

¿Cuántas escuelas de budismo existen?

A Occidente (y por ende a los países de habla hispana) han llegado diversas expresiones tradicionales del budismo o Buda-dharma.

Existen escuelas basadas en las escrituras canónicas tempranas (llamadas: tradiciones de los Nikayas) un ejemplo es la escuela theravada, del sur de Asia. También hay escuelas de budismo tardío que se denominan mahayana, como son el budismo zen y el budismo shin del lejano Oriente. Asimismo (y quizá la más prominente expresión del budismo tradicional fuera de Oriente) es la que se estableció en diferentes países del Himalaya, como Nepal y Tíbet. A este tipo de budismo se le denomina budismo indo-tibetano o budismo tántrico. También existen escuelas que no se identifican con alguna forma de budismo oriental o con una denominación sectaria. Éstas se han desarrollado a partir de maestros occidentales en Norteamérica o Europa y a este tipo de budismo se le llama no-denominativo. Por último y más recientemente en Occidente se han desarrollado diferentes grupos de práctica de meditación budista que no se adentran en las doctrinas del Dharma. Estos movimientos de meditación budista con base en mindfulness o atención consciente tienen varias expresiones en países occidentales y lo enseñan maestros de Occidente.

Budismo básico para poner a prueba las diferentes enseñanzas

La Comunidad y la Orden Budista Triratna consideran que, con pocas excepciones, cada escuela contiene importantes formas de profundizar y aplicar los principios del Buda-dharma y son genuinas formas de progresar en el sendero hacia la iluminación. Sin embargo, el fundador de esta orden y comunidad, Urgyen Sangharákshita (Link: Quién es Sangharákshita) insiste en ubicar dentro de las enseñanzas originales del Buda la prueba de legitimidad de todas las diferentes aproximaciones al Dharma (en pali Dhamma) que se han dado posteriormente.

Las tradiciones budistas posteriores al budismo temprano han sido un suplemento necesario, una ampliación y una elaboración de las enseñanzas originales del Buda. Las diferentes enseñanzas del Dharma que se han desarrollado a lo largo de los siglos en diversos contextos culturales deben verse desde la perspectiva de las primeras enseñanzas.

El budismo ha atravesado por muchas idas y venidas en sus 2,500 años de historia. Al mismo tiempo que ha habido nuevas y brillantes elaboraciones, espiritualmente eficaces, lamentablemente también ha habido muchas “degeneraciones” y distorsiones en este lapso. Por lo tanto es bueno poner a prueba las enseñanzas individuales de cada escuela, para saber si realmente conducen a la iluminación.

En las escrituras tempranas se encuentra una guía que ofrece una importante orientación para estar atentos a los particulares excesos que pueden darse en las escuelas posteriores (vea, por ejemplo, Brahmajala Sutta, en el Digha Nikaya). En ellas existe un núcleo común de material que se encuentra en todos los cánones de cada escuela, que es anterior a la separación de las escuelas entre sí. A estas escrituras tradicionales se le puede denominar “budismo básico” y son de la mayor importancia para los budistas en la actualidad. Las escrituras canónicas que son posteriores a este periodo básico (y que por lo tanto es menos probable que provengan directamente del Buda) siguen, en su mayoría, el espíritu de la enseñanza base original. Son genuinas elaboraciones de la misma, que exploran temas abiertos en la enseñanza original y desarrollan a fondo aspectos del Dharma.

Las escrituras representan una referencia con la cual se puede poner a prueba la validez de una enseñanza. De este modo debería ser posible ver si cada práctica y enseñanza posterior contiene el espíritu de las enseñanzas básicas, tal como han sido expresadas en las escrituras originales. También, para que una enseñanza sea válida, debe ser congruente con las enseñanzas que hay en las escrituras comunes de todas las demás escuelas y, en especial, con las principales formulaciones básicas del Buda, tales como las cuatro nobles verdades y las tres características de la existencia. Asimismo deberán estar en concordancia con las definiciones básicas budistas de “visión correcta”, que corrigen cualquier forma de eternalismo y nihilismo.

En la Comunidad Budista Triratna no seguimos la tradición de dividir a los practicantes en monjes o láicos, si no crear una vida basada en los principios del Buda-Dharma. En la foto se captan miembros de la Comunidad Budista Triratna llevando a cabo una sesón de meditación en la calle.

En la Comunidad Budista Triratna no seguimos la tradición de dividir a los practicantes en monjes o láicos, si no crear una vida basada en los principios del Buda-Dharma. En la foto se captan miembros de la Comunidad Budista Triratna llevando a cabo una sesón de meditación en la calle.

Los principios de un nuevo movimiento budista

La unidad del Dharma, dentro de todas las variantes de budismo, fue la base de la fundación de la Comunidad Budista Triratna en 1967. Los principios en que se sustenta tratan de ser claros y sencillos. El primer principio es que cualquier forma de práctica debe ayudar a los individuos a avanzar hacia la iluminación. Las enseñanzas y las prácticas fueron adoptadas por la Comunidad Triratna porque funcionan. La práctica del Dharma no es simplemente cuestión de seguir, sin pensar, a cualquier escuela o tradición en su forma actual. Utilizando el criterio pragmático que el Buda expresó a lo largo de su vida, Sangharákshita construyó un cuerpo de enseñanzas y prácticas -en permanente crecimiento y cambio- que cubren las necesidades espirituales de sus discípulos. Como la tradición budista tiene medios válidos para alcanzar la iluminación se puede extraer de cualquier parte de ella lo que es adecuado para el momento presente. Sin embargo, no se trata de un mero eclecticismo y tampoco de una simple cuestión de capricho o preferencia personal. Las enseñanzas y las prácticas se incorporaban porque daban respuesta a las necesidades espirituales de los practicantes.

Está claro que no es posible incorporar todas las enseñanzas de cada una de las escuelas budistas. Incluso dentro de una única escuela hay mucho más material disponible del que cualquier persona podría aprovechar jamás. Se tiene que hacer una selección basada en necesidades espirituales genuinas. Esto es algo que los budistas orientales hicieron en el caso de su tradición particular. Un monje theravada, por ejemplo, no le es posible practicar todas las doctrinas del theravada al igual que no llevará a cabo todos los cuarenta métodos de meditación descritos en los compendios canónicos, como el Visuddhimagga de Budaghosha.

Existe un claro punto de partida. Sangharákshita ve a la tradición budista como un conjunto de elaboraciones y explicaciones de los principios esenciales contenidos en la enseñanza original del Buda.

El énfasis en las enseñanzas básicas también garantiza la “ortodoxia” de cualquier nuevo movimiento. Las innovaciones y cualquier adición de otras fuentes debe ser cotejada con las enseñanzas que plasman la expresión del Dharma del propio Buda como se expresan en las escrituras originales. Así, aunque la Comunidad Budista Triratna no se adhirió a ninguna escuela tradicional de oriente, se puede ver que la forma de practicar y aprender el Dharma de esta comunidad es enteramente tradicional. Está basada en la propia experiencia de iluminación del Buda y sigue fielmente el espíritu de su enseñanza. De esta forma, el movimiento de practicantes que se que está creando en la Comunidad Budista Triratna es un testimonio vivo de la unidad del Budismo.

La Comunidad Budista Triratna tiene 4 centros de práctica y enseñanza 2 en la Ciudad de México, uno en Cuernavaca, uno en Queretaro, y 2 grupos en Toluca y Pachucha. Por último la Comunidad Budista Triratna cuenta con un Centro de Retiros llamado Chintamani en el estado de Morelos.

Otros Artículos

  • se-abre-la-posibilidad-una-proxima-dalai-lama-en-tibet

Se abre la posibilidad de una próxima Dalai Lama en Tíbet

Dalai Lama abre la puerta a una sucesora mujer El líder budista considera la posibilidad de una próxima Dalai Lama, probabilidad que considera muy alta para los años venideros; además afirma que espera de alguna forma [...]

El Propósito del Ritual

El Propósito del Ritual La Comunidad Triratna surgió en respuesta a las condiciones occidentales y a un intento de crear una forma de Budismo adecuado a las personas que viven inmersas en la cultura [...]

¿Qué significa ser mitra?

¿Que significa ser mitra? Encontrando el Budismo y al Dharma
 La mayoría de las personas que vienen a alguno de los centros budistas de la Comunidad Budista Triratna (como el [...]

Un sistema de práctica y vida espiritual

Un sistema de práctica y vida espiritual A lo largo del desarrollo histórico del budismo han surgido distintas escuelas que, aunque coinciden en lo principal de la doctrina, enfatizan diferentes prácticas para [...]