Un sistema de práctica y vida espiritual

A lo largo del desarrollo histórico del budismo han surgido distintas escuelas que, aunque coinciden en lo principal de la doctrina, enfatizan diferentes prácticas para alcanzar el despertar. La Comunidad y la Orden Budista Triratna tienen un sistema de prácticas y de vida espiritual que ayudan a que las personas puedan alcanzar su potencial mas alto.

El sistema de prácticas que sugiere esta Orden consiste en cuatro grandes aspectos, más la actitud de receptividad. Estos aspectos son:

1. Integración: este aspecto contempla todas las prácticas para desarrollar atención consciente o (conciencia plena), concentración, tranquilidad y lucidez mental. Un ejemplo de una de las prácticas más usadas es la de Anapana-Sati (Seguimiento de la respiración).

2. Expansión o emoción positiva: comprende todas las prácticas para desarrollar sensibilidad, empatía, amor universal y compasión. Esta fase del sistema de práctica y vida espiritual de la Comunidad Triratna es el que tiene más variedad de métodos. Las Brahama Viharas son un ejemplo de dichas prácticas.

Todas las prácticas contenidas en estos dos primeros estadios se agrupan en el termino tradicional budista de samatha.

3. Visión o “muerte espiritual”: comprende todas las prácticas que llevan al discernimiento cabal de las cosas. Éstos son metodos de contemplación o análisis de ciertas características universales, ya sea de nuestra propia experiencia o de la forma en que se presentan las cosas.
A lo largo de la tradición budista se han desarrollado varios términos que tratan de expresar el fruto de estas prácticas, tales como: visión perfecta o skt: Samyak drishti, percatación o vipassana, entrada a la corriente o srotāpanna, surgimiento de la voluntad a la iluminación o bodhichita, etc.

4. “Renacimiento Espiritual”: aunque similar al anterior aspecto de visión o muerte espiritual, el renacimiento espiritual se distingue por su particular énfasis en la actividad compasiva y la espontaneidad. Este fase del sistema de prácticas y vida espiritual contempla todas las formas que nos ayudan a experimentar la parte “positiva” de la visión de las cosas como son, complementándola y dándole el sentido amplio que tiene.

Obviamente las prácticas contenidas en estos dos últimos aspectos se agrupan en el termino tradicional budista denominado vipassana.

Estos cuatro grandes aspectos del sistema de práctica y vida espiritual se pueden cultivar progresivamente o de una forma más integral y menos ordenada. De ahí se deriva el último aspecto de este sistema, que es la receptividad espiritual.

Receptividad Espiritual: engloba las prácticas que nos permiten ser receptivos a las diferentes formas en que se manifiesta este sistema en nuestra propia vida. Este aspecto del sistema nos puede llevar a integrar niveles de percatación (vipassana) en las prácticas de integración y emoción positiva. A la vez, el aspecto de receptividad nos puede llevar a integrar concentración y emoción positiva dentro de las prácticas de visión clara o de renacimiento espiritual.

Todo este sistema de prácticas es también un sistema de vida que involucra una actitud general de atención consciente y emoción positiva donde quiera que actuemos, así como de contemplación de las cosas y sus características más universales, todo esto con una disposición compasiva y espontánea hacia lo que se presente en nuestro entorno, nuestras relaciones y la vida en general.

Todo este sistema de estadios y prácticas se puede resumir en las sencillas palabras que Sangharákshita ha dicho:

“…si quieres saber en lo que consiste la práctica budista, hay 5 cosas que debes de hacer cada día:

  • Mantener un esfuerzo para estar atento y tener consciencia.
  • Estar en un estado mental tan positivo como puedas.
  • Permanecer todo el tiempo en contacto con lo que es de más profunda importancia para tí.
  • Aplicar este entendimiento en tu propia práctica a cualquier nivel.
  • Ayudar a otras personas.

La Iluminación no es tan dificil. Esta es tu vida espiritual… lo que tienes que hacer es intensificar tus esfuerzos en estas cinco direcciones, si así lo haces no puedes equivocarte…”*

*Cita de la charla “A systen of training” por Dharmachari Dhammarati 2008 (ver free buddhist audio)

Este sistema de desarrollo espiritual se practica en los diferentes centros y grupos de la Comunidad Budista Triratna que tiene 4 centros de práctica y enseñanza 2 en la Ciudad de México, uno en Cuernavaca, uno en Queretaro, y 2 grupos en Toluca y Pachucha. Por último la Comunidad Budista Triratna cuenta con un Centro de Retiros llamado Chintamani en el estado de Morelos.

Otros artículos

La “Reticencia Metafísica” del Buda

El Buda no era un filosofo ni trataba de crear teorías metafísicas de la realidad. La Reticencia Metafísica del Buda El Buda se resistía rigurosamente [...]

El simbolismo del mándala de los Cinco Budas

El simbolismo del mándala de los Cinco Budas El cuerpo histórico y el cuerpo absoluto del Buda: Rupakaya y Dharmakaya Representación moderna de la mándala tradicional de los [...]

El Budismo Tradicional Antíguo

El Budismo Tradicional Antíguo El Budismo se inició en India y una de las escuelas que contunúa desde entonces se le denomina hoy en día Budismo Theravada Los Primeros [...]

Cómo practicar el budismo en Occidente

Practicando en Borobudur al amanecer Una rápida meditación antes de empezar el día ¿Cómo practicar el budismo en Occidente? (Reflexiones de Sangharákshita)   Tomar al [...]